Jamás Besada

Creo que no hay nada más lindo para un soltero que un día de lluvia. Si, para quienes lean esto sépanlo: todo va a estar remitido a mí estrenada soltería. Por lo menos hasta que supere los hechos que para mi, aún están frescos.

Por eso, dado que el tiempo ha decidido que me quede arrastrándome de un lado a otro de la casa en pantuflas (unas simpatiquísimas que me obsequió mi ahora ex), en bata (también regalada por el susodicho) y poniéndome verde de mate (no, el termo no me lo regaló ese imbécil)… (el mate sí)… (mierda!), no haga absolutamente nada y me deprima mirando comedias románticas en la tele. Hace un rato me colgué con la patética “Jamás Besada” con Drew Barrymore y el sexy que en unos años le pediría casamiento (en otra comedia romántica) a Jennifer “Culo”  López. Ah! Y David “me casé con Mónica de Friends” Arquette. Es triste, pero triste ver a la pobre Josie Gheller (así se llama el personaje de Drew) (si, desde que se estrenó mas o menos en el 98 que la sigo viendo… ¡me tienta!) intentando encontrar el amor detrás de lo que no existe (sus 16 fingidos años y la investigación para el diario en el que trabaja) (solo a los yanquis se les puede ocurrir que esa mujer puede fingir tener 16 años).

De repente yo me sentí Josie Gheller (salvando las hermosas distancias), me quise cortar las venas lentamente con las galletitas de agua que me sirvieron de almuerzo, colación y merienda (creo que es lo único que hay en casa) una especie de cosa impresentable, con el LOSER sellado en la frente, un estúpido que las cosas le pasan únicamente por lo que el mundo ve. Sentí que la cita con Ricky Jr. fue una fiel declaración jurada de cómo está mi vida. Que la cosa seguirá así porque simplemente debe ser así. Que no va a haber final feliz. Porque si sos Josie está todo mal. Al menos hasta que aparezca el príncipe azul. Y mi príncipe azul muere cada vez que Josie… digo, yo  Juanjo Gheller me le acerco.

Ante el aburrimiento de la tarde supuse que era buena idea, además de reportarme por aquí, ver el estado de situación con el Objeto de estudio 1: Ricky Ricón Jr. De la manera más cobarde posible: le mandé un mensajito de texto. Ensayé desde el mediodía hasta hasta la tarde qué ponerle. Cualquier palabra ahora puede tocar cualquier susceptibilidad. O puede terminar de arruinarlo todo (si ya todo no está cagado por el abajo firmante). Así que me decidí por algo sencillo. Algo que vaya al grano.

Hola! Todo bien?

Ay, qué idiota! Podría haberme disculpado por lo de la otra noche. No? Oooo..o mejor lo invitaba a una nueva cita. Y que pagaba todo yo, por papelonero. O “hola Ricky… a qué no sabés quién arrancó las reuniones de alcohólicos anónimos?!” así se reía y comprobaba mi divino sentido del humor. Lo gracioso es que no responde.

Anuncios

2 Respuestas a “Jamás Besada

  1. Me encanto la frase: a que no sabes quien arranco las reuniones de alcohólicos anónimos?.
    Jajajajaja

  2. jaja me gusto esto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s