La no-ciencia del sueño

Con el tema de la homofobia y mi reacción intolerante (en realidad estoy hinchado las pelotas con el tema de la tolerancia) del día de ayer, cuando llegué a casa no hice más que retozar en el sillón como lobo marino marplatense y me olvidé por completo de tres cosas, una más importante que la otra. Por orden de mérito, la nómina, de menor a mayor:

  • Ir  a dar clases al colegio
  • El cumpleaños de mi madre
  • El almuerzo con Nico

La cagué por completo con el último. O eso creí.

Me percaté del mensaje que me había envíado eso de las 7 de la tarde, cuando me desperté con toda la cara babeada por  Max que imploraba un paseo urgente. Tomé ímpetu, me calcé y nos fuimos de caminata vespertina con el cachetón weberiano (es un bóxer el muy tierno) (si, tengo un poco esa cosa de puto que humaniza a las mascotas). Y de paso me llevé el celular para ver quienes me putearon. Y antes de abrirlo me percaté del mensaje que había leído a la mañana. Y se me empezaron a ocurrir cosas horrendas. Que Nico ya no quería saber nada de mí por haberlo plantado. Que fue al café y como no me encontró fue a buscarme a la oficina y todos se le cagaron de risa y  me odió pensando que soy un puto de esos jetones. O que me estaba esperando en el café y apareció algún ex novio sexy que lo secuestró y lo convirtió en su esclavo sexual de tiempo completo. O que cruzó la calle y un camión lo tiró al carajo y ahora aparece su cuerpo en mi casa con la muerte adentro y…  ah, eso ya le pasó a Brad Pitt.

A las tres cuadras, pude abrirlo.

12:15 a.m. “Che, me dijo el boludo de tu jefe que te retiraste, tas bien?”

14:00 “Juanjo, te estoy llamando del teléfono del call… podés atender?, soy yo”

16:00 “Bueno Juan José… no se que te pasa. Llamame. No se. Quería hablar con vos”


Y ahí frené. Y pensé que no podía quedarme con la duda. Y lo llamé.

Juanjo

si me vas a putear hacelo rápido y cortá vos…

Nico

sos un boludo, me preocupé

Juanjo
(en su cabeza) vos sos hermoso

(al teléfono) sí, perdón, me dormí como un cerdo ¿quéeeee… qué tenías que hablar conmigo?

Nico

ahh, nada, una boludez… no sé si vas a querer…

Juanjo

soy todo oidos

Nico

pasa que le festejan el cumpleaños a Yamil (YAMIL!! jajajaja) y no quiero ir solo

Juanjo

yo que vos tampoco iría solo

Nico

¿vossss… no me querés acompañarr?

El mal humor desapareció como por arte de magia. Mañana será nuestra primera fiesta de esas en las que te presentan como dúo dialéctico “él es fulaaaano y él es mengaaaano”.

Anuncios

2 Respuestas a “La no-ciencia del sueño

  1. aaaaaahhhh! es un tierno ese pibe! yo te mandaría al carajo si me dejás plantado.

    contá el cumpleaños chabón!!!

  2. UMMMM…. hay algo que no me gusta… tene cuidado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s