Amigo invisible

Mi niñez y adolescencia, por más que cada vez que las cuento intente darle un giro poético cuasi épico, es casi igual a la de cualquier homosexual que se reconoce como tal al día de la fecha (o en su adultez, bah): en la primaria no sabía qué era ser lo que estaba empezando a ser, entonces me manejaba con total naturalidad sin pensar en las consecuencias (qué crueles pueden ser los niños!) y durante la adolescencia (siendo un poquito más conciente) la manejé como pude y traté de convivir con el resto de la sociedad de manera pacífica. Teniendo novias y esas cosas. Como “no se me notaba mucho” más o menos la zafaba. Así que para aquellos que padecieron estás dos etapas de sus vidas de esta manera, no hay nada novedoso que haya dicho.
Salvo un detalle constante. En mi ex colegio, al que concurrí desde el 1er grado de primaria hasta 5to año de secundaria, les gustó jugar a un juego estúpido todos los malditos años: EL AMIGO INVISIBLE. Nunca entendí por qué diablos insistían las maestras con esa perversión lúdica. ¿A quién se le ocurre que puede ser divertido que alguien te deje un carta “anónima” cuando sabés que no hay más de 20 personas entre las cuales está el remitente en uniforme? Si hubiese sido un colegio de esos que caen “los nuevos” todo el tiempo, bueeeno, vaya y pase. Pero creo que fuimos los mismos 25 durante más de una década. Inclusive, creo que si se hubiese jugado con otros colegios, tampoco me hubiese motivado.
Cuestión que unos siete/ocho, no se cuántos años más tarde me vuelvo a encontrar con la misma boludez. Me molesta la gente cobarde. Si tiene algo para decir, usted, jóven argentino, venga y dígamelo en la cara. ¿Para qué a uno le dan un nombre, y le portan este careto? Al grano.Esto apareció ayer en mi maletín:
“No sé cuál es tu onda. Pero me gustas. Mucho. Por ahora no te doy ninguna pista. Solo te digo que siempre estoy cerca, muy cerca.”
Firma: tu amigo invisible

Me causó tanta ira, que el misterio terminó hecho un bollo de papel en el tacho del café de la esquina.

Anuncios

4 Respuestas a “Amigo invisible

  1. Loco deja de tener tanto levante.

  2. Es cualquiera. Yo pensé que te quedabas sin novio y morías en lo más profundo del patetismo. Que te olvidabas del sexo por un prolongado tiempo…

  3. pero noooooooooooooo… te quedas sin novio y saltan como hormigas al caramelo… lo cual solo dura un tiempo mientras se te va el olor de soltero nuevo… luego generalmente desaparecen.

  4. bueno, lo de amigo invisible de la un poco de intriga a la cosa (qué cosa?), es entretenido por lo menos hasta que se descubre quién es realmente el o la que lo manda… para después mandarlo /a a freir churros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s