Cambio de aire

El verano se ha vuelto una tortura. Me cago en las publicidades de cervezas y compañías de telefonía celular. Para quienes seguimos dando vueltas en Buenos Aires, el verano es un intento constante de encontrar lugares frescos, putear en los medios de transporte públicos, putear en la oficina si se rompe el aire, putear a todo el mundo porque estás molesto. Conclusión: ando puteando todo el día. El punto a favor es que yo tengo la suerte de seguir de vacaciones, con lo cual decidí encerrarme en mi casa on el aire a todo trapo y una colección de Hitchcock. Y libros, varios libros. Y un chico, mi chico. El bello Santino. Y todo suena tan armónico que se supone que no debería quejarme. Pero está en mi naturaleza hacerlo. Y el mundo puede congeniarse para que despliegue toda mi furia. O termine haciendo todo lo contrario.
En primer lugar, en el día de hoy, aparece el boludo del portero a decirme que necesitan cortar la luz por unas horas, por cambio de cables en el primer piso. Mi cara fue “vivo en el cuarto?” y su respuesta directa fue “es general, solo le aviso”. El “solo le aviso” sonó amenazante, desafiante. Me estaba buscando pelea, sin dudas. El portero quería que me enojara. Por supuesto, al cerrar la puerta pasaron quince minutos y mi heladera no funcionaba, la computadora me empezó a amenazar con su dibujito de batería y el aire acondicionado estaba oficialmente muerto. El paraíso se empezó a volver infierno en minutos. Dato poco menor, por el ventanal de mi living la luz entra desde el amanecer hasta pasado el mediodía. Los afortunados definitivamente eran los que viven contrafrente. Por ejemplo: mi vecino gay.
Se suponía que la obra eléctrica duraría unos minutos, que luego fueron horas. A las dos horas clavadas ya empezaron todos a salir de sus cuevas puteando, dando vueltas como hormigas cuando se le destruye el hormiguero. Me resistí, pero no pude con mi genio y salí tipo Mel Gibson a gritar contra algo que en teoría nos beneficiaba:

Juanjo
“SI MUERO ELECTROCUTADO MI FAMILIA NO LOS DEMANDA, DEVUELVANME EL AIRE POR JESUCRISTOOO!!!”
Vecino Gay
“Yo no lo puedo creer, ¿cómo ze lez ocurre hazer ezto hoy porfavar?”
Juanjo
“No sé, pero voy a morir rostisado si sigo en ese sauna. Mi casa, bah”
Vecino Gay
“Ay claro, a voz te da todito el zol.. en caza zafa, eh? ¿Querés venirte a balconear?”
Juanjo
“Emhh.. ¿te parece? Mirá que no soy muy buena onda que digamos…”
Vecino Gay
“Lo ze miamar! Me debez una dizculpa por el robo de mi corona. Dale!”

Y de repente Juanjo estaba haciendo algo ridículo. Estaba tomando gaseosa “finamente gasificada” caliente, con los pies en una gigante palangana con agua y rolitos, moviendo un abanico (sí, me dio un ABANICO) y contándole mi vida a mi enemigo. No llegué a pedir disculpas por lo de la corona, pero pudimos reírnos de la situación. Supongo que era la escena del milagro navideño, pero una semana después.
Entre las cosas que hablamos, por supuesto, salió el tema de Santino y su propuesta de vacaciones. Mi Vecino Gay parece ser tan coherente como yo. Cree que es demasiado apresurado embarcarse en un mini proyecto como ese. Vamos! Nos conocimos hace días, no es lógico que me vaya de vacaciones con él. Así que cuando todo volvió a la normalidad en el edificio lo llamé. Tenía el celular apagado, así que dejé el mensaje agradeciendo la invitación “pero no dá”. También dejé mensaje en el fijo y mandé un par de textos. Y un mail re lindo.
Son las 3 de la mañana y no ha contestado nadie. Es preocupante.

Anuncios

7 Respuestas a “Cambio de aire

  1. Tranqui Juanjo, ya va a responder. Tampoco lo persigas, ya sabemos como es la ley de Murphy. Y si no, el show (y la investigation) debe continuar…

    Saludos al Vecino Gay!! Es hora de ponerle nombre, ahora que son amiguísimos jajajajajajaja

    Besos!!!

  2. Fraternizando con el enemigo?!?!?! no lo puedo creer…
    Estoy de acuerdo con que es muy apresurado irse a vacacionar juntos, pero creo que podrías haber intentado algo más diplomático que “pero no dá”, pero es solo mi opinión.

  3. Se tiene que llamar Lex Lutor.

    Siendo coherentes si, era apresurado. Siendo aventurero, le podías vivir la billetera un rato.

    En fin que bueno que hayan tenido su momento “Amistoso” con Lex Lutor, ahora la maldad puede ser mas personal. Como cuando Superman y Lexlutor eran pibes, y se querían mover la misma pibita.

  4. Me dejaste helada. SAludos Juanjo

  5. yo estoy con lueege, quería que le vivieras la billetera un rato.

  6. a bueeeeee…. traicionando ideales! jajajaja…. bueno si te sirve de algo ser amigo de tu vecino gay todo bien… ahora coincido con que tendrias que haber sido mas diplomatico a la hora de decirle algo, y no el no da! Saludos de 37 grados a la sombra!

  7. Dió señales de vida… tiene voz de ofendido. Quedamos en encontrarnos hoy. Me tienta mucho irme con él, pero creo que somos diferentes en eso, no se ¿Cariló? mmmhhh… me conozco, voy a estar jugando a la lucha de clases hasta cuando voy a comprar puchos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s