El novio de Dexter

No hay nada peor que la vida en la oficina donde trabajo. Cualquiera podría decirme que me quejo de lleno. Que a mucha gente le gustaría trabajar sentado en un escritorio, con acceso a Internet, con café (cuando la maquinita anda, claro), aire acondicionado, posibilidad de escuchar música, rascársela cuando el laburo no aprieta y demases que conforman la vida del oficinista burgués. Lo que ese cualquiera deja fuera de la descripción, entre las características de ese lugar, se encuentra el grupo de infradotados que trabajan DIARIAMENTE conmigo. Especialmente tres: la Burra, mi Jefe y el Gordo Orrrlando. Cada uno con su diccionario de huevadas, con sus discursos reaccionarios, retrógrados, machistas, con sus pretensiones de vaya uno a saber qué.

La Burra hoy se la ha pasado jugando (como usualmente hace) con el aire acondicionado. Tiene una relación apasionada con el control remoto de ese bicho. De hecho, fue la que le cambio las pilas cuando ya andaba choto. Y la que llamó al técnico cuando hacía un mínimo ruidito. O la que se colgó como un chimpancé a limpiarle el filtro (sí, eso lo pueden hacer los de limpieza… pero no los dejó).

Esta época del año es relativamente relajada, pues nadie hace nada “total ya me voy de vacaciones” o su variante “total recién vuelvo no-me-rompan-los-huevos”. Lo bueno de la situación veraniega/parsimoniosa es que hasta el hinchapelotas de mi jefe se hace cargo de tal estado. Todos somos concientes que nos rascamos hasta que el mundo vuelve a la vida. Todos salvo el Gordo Orrrlando. Que despliega un discurso laborista tan poco creíble como la dieta que arranca todos los lunes desde hace un año y medio.

El Gordo Orrrlando tiene toda, pero absolutamente toda mi energía asesina a su disposición. Es uno de esos cuerpos gigantes que uno adoraría ignorar. Pero es imposible, no por su gruesa estampa, sino por su catarvada de boludeces, comentarios ordinarios y cientocincuenta detalles escatológicos que no es vital reproducir. Sus temas favoritos son: comida (habla de parrillas berretas como si fueran Sucre o el Lotus Neo Thai), los dos simios que tiene por hijas y “lo bueno que es mirar ‘lascarreradecoches’ (TC2000) tomando un cinzanito”.

Mi jornada laboral a su lado (cosa que rogué me cambien, pero no hay caso, es como si mi jefe disfrutara verme sufrir) consiste en los siguientes pensamientos:

 

“Si masca el chicle con la boca abierta una vez más, agarro el extintor y le aplasto el cráneo como en Irreversible.”

“Si se refiere una vez más a los que están manifestando en la UBA como “los negros de mierda que no salen a buscar laburo”, le mando a Castells y toda su delegación a la casa a que le hagan tortas fritas.”

“Si me reproduce un chiste más à la Corona o Pepe Muleiro le mando al ejército de maricas del 9no. y que lo violen” (pobres pibes…) (jejeje)

 

Lo peor de todo es que tiene esa impunidad de gordo gigante. Que nadie le dice nada porque es gordo y pone cara de patovica. No hace una mierda… y encima tiene el tupé de decir “hoy no tengo nada para hacer… VOY A ESTAR COMO VOS” Gordo imbécil, encima que sos un ñoqui acomodado te das el lujo de venir a criticar. Callate la boca y seguí haciendo tus espectáculos rumiantes en el escritorio que, vergüenza ajena mediante, es lo primero que uno ve cuando ingresa a este recinto inmundo.

Sí, hoy solo tengo ganas de quejarme. De destilar veneno como una anaconda enroscada en mi escritorio. Hoy detesto a todos los que me rodean. Hoy quiero vivir feliz como un ermitaño. Sin compañeros de trabajo, familia, amigos y amantes. Hoy quiero ser el novio de Dexter y salir a mutilar forros y boludos.

Mañana continúa la programación regularmente.

 

Anuncios

6 Respuestas a “El novio de Dexter

  1. te entiendo, por dios, no sabes como te entiendo. hubo dias en que quise cometer un asesinato oficinesco masivo. muchos dias. el calor lo empeora todo. un beso.

  2. jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Sos genial!

  3. Que aberración que les tengo a esos gordos de mierda… tuve un par en el secundario, espero no tener que cruzarmelos más XD

  4. Como te entiendo!!! En mi caso es una gordA energumena… hoy 8:12 hs arrancó el dia … cortándose las uñas en la oficina!!! grita, como tooooooodo el tiempo, habla con la boca llena, hace todo en “altavoz”, y encima la bola de fraile quemada (su hija) se la pasa llamando, y si le atendés el tel, quedas sordo ½ hs, mínimo….
    A los demás mucho no los banco, pero comparados con esta, son un placer….
    Te acompaño en el sentimiento, y espero que mañana vuelvas con tus historias…

    Josefina desde lacarcel/infierno (más conocido como la ofi)

  5. ahjajajaja… yo ya entro con cara de asesino serial.

  6. jajajajajajajajaj un día de furia jajajajajajajajajj yo tengo una cumpa que despierta mis más bajos instintos, pero me gana la lástima.Besos Juanjo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s