Patch Adams

Domingo 17: Cirque du Soleil
Dado que el lunes tenía una reunión y nada más (sonó liviana hasta que me percaté que la reunión duró nueve horas) supuse que podía empezar con la panacea el domingo y quedarme en casa, a ver una peli de las tantas seleccionadas para los Oscars, que me han quedado en el tintero. Luego de pegarme una brevísima visita por la casa de mi madre (parece que mi (ahora) ex está en planes de mudanza de una perrísima vez!!) me dispuse a volver a mi hogar. Oh problema, oh problema. Inés me queda de pasada. Oh problema, oh problema, mi buena amiga y sus compañeros del doctorado estaban armando salida. Ufff… natura obliga nuevamente. Taxi y a un par de copas (en esos casos nos mentimos nefastamente y decimos “una copita y nos vamos a dormir”). Cuando llegamos al bar al que quería ir el nuevo amigo gay de Inés el clima estaba un poco decadente. Más bien, cerrando.

Tano
“¿Vamos a Sitges?”
Resto
“Ay dios… seeeh… dale!”

Y así nomás nos amontonamos en el auto de la negra Bombón (sí, clisé: tienen una compañera brasilera y le dicen bombón) (… PUES CLARO QUE ES NEGRA!) y partimos hacia el nuevo destino.
Un par de copas (uugh) y de repente estábamos bailando entre mesas y sillas (cosa incómoda) al ritmo de grandes éxitos pop de los noventa, decorados por una especie de copia fallida de Laura Fidalgo (un ultra gay bailarín, o algo así) que mondaba un show dingo (!!) de ver.
Entre medio de tanto bailoteo y risa nos fuimos retirando hacia el sector fumadores por puro vicio nomás. Cuando paso la pomposa y aterciopelada cortina que separa el aire del lugar, busco a mis amigos y, sorpresivamente, a mi busca una bonita sonrisa que estaba sentada cerca de Ine. Por supuesto, le respondo educada y alcohólicamente con otra sonrisa. Sí sí, sin quererlo estaba en presencia de la nueva víctima de mi hambrienta libido.
Me siento con Ine y comento que lindo que es el muchacho. Ine me dice que no es para tanto, pero que lo aprueba. Yo le digo que roba con los ojitos claros y la sonrisa (muy linda en serio). Él se para y me sonríe de nuevo. Yo le sonrío nuevamente y le digo a Ine “NO ES LINDOOO??” pegándole en el hombro como un viejo borracho molesto. Inés vuelve a aprobar a los gritos. Él entiende la situación y de manera muy encantadora me extiende la mano para presentarse. Me incorporo y me quedo embobado. En ese metro sesenta (aprox) se congregaban esa sonrisa, esos ojos, esos labios que a mí me gustan (que denotan frenillo corto en la parte superior), comentarios graciosos sobre la situación y decorosos piropos hacia mi persona. El combo era bastante tentador. Más bien era una cajita feliz, pues estaba ante Ronald McDonald. Metafórica y literalmente: el domingo me comí un payaso. Seh, el muchacho es clown. Mi prontuario sexual contaba con un mago (debo contarles esa), un acróbata, y varios actores… ¡esta tenía que ser la nota de color! Y accedí placenteramente a la invitación a su casa.
Ronald en realidad es una especie de Patch Adams. Una versión argenta del payaso de la salud, pero sin intenciones ni título médico. Que besaba bien, me hacía reír (¡qué obviedad!) (bueno, no tanto, porque en general los payasos o me dan miedo o me deprimen), que garchaba bastante bien y que me despertó con café y un alfajor (de esos que te dan en un bondi larga distancia: -9 puntos!) a las nueve de la mañana, cuando quedó en claro que si se despertaba antes me despertara por favor. Pues no, eligió la escena romántica (me tiraba parlamentos del Chavo del 8 para que lo diga… y lo dejaba pagando, claro).
Y me pidió mi número de teléfono. Por pura costumbre pos sexo, creo yo, pues intuyo que tampoco lo voy a volver a ver en mi vida.
El lunes a las 9 de la mañana estaba saltando a un taxi para llegar a la oficina una hora tarde. Acomodarme en el baño. Descubrir que andaba con una nariz de payaso en el bolsillo (no quiero reconstruir qué pasó en su habitación), con una mancha roja gigante sobre el jean (claramente: un trago confeccionado con licor del más barato y colorante) y unas ojeras como hamacas paraguayas.
Mi jefe me dio el día. La semana también. Pero ya ahondaremos el finde. Mientras yo relato, de este lado, el show continúa…

Anuncios

10 Respuestas a “Patch Adams

  1. El domingo me comí un payaso!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAA

    Si hay algo que es imprescindible es que me hagan reir!!!

  2. Se acabó, se viene la fiesta playboy II. Estate ahí.

  3. Jajajajajajajaja, bueh, yo me comí un mago/prof. de yoga/pianista y un ex residente de la isla Martín García /Bohemio suicida pero ciertamente, ¡ganaste! Jajajajajaja, comerse un payaso ajajajajajaja, me alegraste la tarde.

    ¿¡Qué importa que pasó en esa habitación!? Si cogiste o te cogieron bien, who cares!?

  4. Se me cortó el comentario, justo vino un huésped, my point is… Una buena noche de sexo no se analiza.

    Eso es todo, buen finde.

  5. no se analiza hasta que te encontras una nariz en el bolsillo.
    che y todo bien con tu jefe o te dijo que dejes de escabiar o algo asi?

  6. Yo no tomo y encontré cuerdas, broches de ropa (sí, de ropa), más otras cosas que no puedo decir porque estamos en horario ATP en mi mesa de luz, lo peor de todo es que justamente no fue mi idea ni las usé yo jajajajajajajaa. Aún así no me replanteé nada.

  7. Si te despertaste a la mañana y te dolía el culo… y ya sabés.

  8. Mi jefe bo se explayó mucho. Le dije dos o tres huevadas de estilo banana split (onda: “salí con los mis ex compas de hockey”) y se quedó chocho. Y me dió el día.

    Pero, Thiago, ¡no fue tan buen sexo!

  9. Pity. Hace años que no tengo de ese tipo de sexo… (no siento vergüenza alguna de comentarlo, la gente viene conejo duracell – el que vio el cap del segundo casamiento de Charlotte de S&TC sabe de lo que hablo- o sosos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s