Archivo mensual: noviembre 2010

Regalo

Mi cumpleaños pasó sin pena ni gloria. Nada. Ni fiesta ni un carajo. El día de mi cumpleaños recibí un par de llamados y la visita obligada de mis amigos (cena obligada, brindis obligado, blah blah). Sí: el día de mi cumpleños no me emociona demasiado.

El problema (siempre hay uno… ufff) es que mis amigos siempre hacen como que nada, que aceptan mi postura poco festiva, que vienen a casa cada 27 a tomarse un vino y ya. Y cuando no me dí cuenta armaron festejo en algún lugar que no quiero. Y, obvio, manejan mi culpa hasta hacerme ir.

Este año no fue la excepción. Juntaron mi cumpleaños con el de una amiga de Inés y armaron fiesta multitudinaria en la casa de la segunda. E invitaron mucha gente. Mucha. De esas que va “el amigo de la amiga de tu amigo”.

En esos momentos, cuando ya estoy en el baile (literalmente) no se si odiarlos o amarlos. A fin de cuentas me quieren celebrar. Así que los amo.

¿Se están preguntando el momento en que los odié? Sí, claro, con todo gusto:

Inés
“Ale… vení… ¿vos chequeaste queno viniera ningún aguafiestas?”

Ale
“A penas me enteré a qué hora veníamos… Nacho seguro está al tanto”

Inés
“Juanitomiamor…”

Juanjo
“¿Qué hiciste?”

Inés
“No chequear quien venía. Vas a  girar con mucho estilo, y sin enojarte, verás  entrar a tu ex con cara de boludo por la puerta y no vas a decir nada porque entendés que te amamos y que queremos que la pases re bien, sí?”

Juanjo
“Pero que pedazos de pelot…..”

mi (ahora) ex
“Felíz cumple ***** (mote que no se dice en público)”

Juanjo
“Sos un cáncer”

mi (ahora) ex
“Necesitas un trago”

Juanjo
“Urgente”

Y ahí vienen los 5 pasos. Son solo cinco pasos en los cuales mi ex me hace pisar el palito con un pelotudo. Lo peor: no estoy enojado. El momento: cuando me dijo que su regalo no era material. ¿Qué pienso?: Nada.

Paso 1: se mete en el baño mientras estoy yo.
Paso 2: me reta porque me aprieto los granos.
Paso 3: me agara la cara e intenta sacarme un punto negro él.
(Sí, ya se, es escatológico y degradable, pero si no lo cuento…)
Paso 4: me besa. Me besa y mucho. Me hace su declaración de amor de hace años. Mientras me sigue besando.
Paso 5: nos vamos juntos sin que nadie se de cuenta. Conozco el lugar donde vive ahora. Y me despierto en dicho lugar a la una de la tarde del día de hoy (ayer, bah).

A casi un año de haberme metido los cuernos yo estoy como si nada. No se qué me pasa.